Qué es la economía y cómo funcionan los precios

Sí te ha gustado, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Preguntarte qué es la economía ya es un buen comienzo. Por lo menos tienes la curiosidad por aprender. Te felicito.

Hay otros que no quieren ni entender los principios más básicos y encima dan lecciones de qué es lo que nos conviene.

Me refiero a políticos, intelectuales y salvadores del mundo. Ellos sí qué saben cómo organizar la sociedad. Lo tienen todo pensado. Unas medidas aquí, otras allá y listo. Un mundo perfecto.

qué es la economíaPero la realidad es tozuda. Y la historia se repite. Y seguimos sin aprender.

Las medidas en economía no hay que evaluarlas por las buenas intenciones que tenga el político de turno, sino por los incentivos que generan dichas medidas.

Imagínate que montamos un partido político. Y en nuestra campaña prometemos un salario mínimo de 2.000 € y vacaciones de tres meses para todo el mundo. Porque sí.

¿Qué crees que ocurriría? ¿Seriamos más ricos? ¿Viviriamos mejor? ¿Se acabaría la pobreza? ¿Quién pagaría realmente los resultados de estas medidas?

La intención es buenísima. ¿A quién no le gustaría? pero los incentivos que se generan de llevar a cabo estas promesas serían perversos. En cuanto sepas cómo se forman los precios entenderás el porqué.

Hay que pensar en los resultados inmediatos de estas fórmulas mágicas. Y lo qué es más importante, las consecuencias a largo plazo.

Casualmente mientras escribo este post, estoy leyéndome el magnífico libro de Steven Levitt, Freakonomics. Y una de las ideas fundamentales del libro, como indica el autor, es cómo los incentivos constituyen la piedra angular de la vida moderna.

La economía tiene sus propias leyes, da igual al sistema económico al que recurras (Comunista, socialista, feudal, capitalista, etc). Funcionan igual para todos.

Y los gobernantes se empeñan en desafiarlas, repercutiendo en la vida de millones de personas. Sólo hay que abrir los periódicos cada día.

La ley de la gravedad es la que es. Por mucho que te empeñes en desafiarla. Y sí te tiras por la ventana, por mucha voluntad que tengas en volar, te vas a pegar una hostia del carajo.

Una definición sobre qué es la economía

Una definición que me parece bastante acertada, es la del Economista británico Lionel Robins:

La economía es el estudio del empleo de aquellos recursos escasos que tienen usos alternativos.

Allí dónde no hay escasez, no hay economía. Nadie economiza el aire que respiramos porque es abundante. No nos preocupa. En el momento que algo escasea, surge la creatividad humana para economizarlo.

El concepto de escasez puede sonar muy simple, pero no hay soluciones fáciles para gestionarla. Y si no ¿quién no ha tenido que mediar en la disputa entre varios niños, por un mismo juguete? ¿A quién se lo das? ¿Con qué criterio?

No podemos tenerlo todo.

Sé que en este mundo buenista y politicamente correcto, esto suena grosero. Nos han convencido de qué podemos tenerlo todo. Lo siento, pero no es así. No te hagas ilusiones.

Siempre hay que renunciar a algo, a cambio de otra cosa.

Tenemos que elegir entre las diferentes alternativas que nos ofrece la vida. Y elegir no es fácil. Porque exige responsablidad. Y asumir que te puedes equivocar en la decisión que has tomado. Por eso preferimos que sea otro el que tome la decisión por nosotros. Como esa gente que echa la culpa de sus desgracias al gobierno de turno.

La libertad a elegir, exige responsabilidad. Y gran parte de esta sociedad no está dispuesta asumirla.

Y la economía trata de todo esto. Millones de personas tomando decisiones ante las diversas alternativas que se les plantean.

Los socialistas y comunistas te dirán que sea el Estado quien tome las decisiones. Siempre en nombre del pueblo. Pero al final son los gobernantes los que toman las decisiones, no el pueblo.

En la época feudal era el Rey, el que tomaba las decisiones de cómo se distribuían los recursos.

Sin embargo, con el sistema capitalista de libre mercado, son las personas las que deciden libremente a través de los precios. Y a su vez, los precios nos guían para tomar decisiones.

Cómo se asignan los recursos a través de los precios

Voy a tomar el ejemplo que explica Sowell en Economía básica. Es un proceso complejo, por eso reduce la explicación a unos cuantos productos. Imagínate el mercado de la leche, yogures, helados y queso.

Cuando los consumidores demandan queso, helado y yogur, indirectamente están demandando leche. Porque dichos productos se hacen con leche. Esta demanda hace subir el precio de la leche, y a su vez, el precio del queso, helado y yogures. Porque los productores pagan más cara la leche y tienen que repercutirlo en el precio.

En la medida que la gente demande más queso que helados y yogur, más leche se destinará a la fabricación de queso. Si la demanda de queso es creciente, cada vez el queso será más caro. Y puede que con el queso a precios muy elevados, la gente decida no comprar queso. Y el precio del queso vuelva a bajar y la leche que se destinaba a fabricar queso, se traslade a otros productos.

Todos estos cambios son incrementales. Es decir, un poco de leche de aquí por un poco de leche de allí. No es o todo la leche al queso o toda la leche para helados. Son ajustes incrementales gracias a las decisiones de las personas, que deciden comprar o no comrpar una cosa u otra.

Pero las repercusiones pueden ir más allá. En la medida que la gente demande leche, las lecherías tienen más incentivos a comprar más vacas lecheras. Con lo que habrá menos vacas para carne de ternera. Y en la medida, que se emplean menos terneros para carne, habrá menos cuero para fabricar guantes de béisbol. Y así, sucesivamente.

Todas estas repercusiones se propagan por la economía, al igual que las ondas por el estanque, cuando una piedra cae al agua.

Todo este proceso es mucho más compejo, porque hay infinidad de factores que repercuten en los precios y la asiganción de los recursos. Pero he intentado simplificarlo para que veas lo difícil que es controlar todo esto por cualquier político, por listo y bueno que sea.

Por eso, cuando los burócratas se empeñan en manipular los precios por ley, con subvenciones y aranceles, se distorsiona la información que se manda a los consumidores y a los productores. Y aquello que era una buena intención, actua como un fuerte incentivo hacia lo contrario.

Salario mínimo de 2.000 €

Volviendo a la promesa electoral de nuestro partido ficticio. ¿Qué crees que ocurriría si implantasemos esa medida? El salario es el precio de la mano de obra. Si por ley, decimos que el precio de la mano de obra es 2.000 €, ¿qué repercusiones tendrán en la economía?

  • A ese precio tan caro, tú si fueses un pequeño empresario que tiene que contratar a alguien ¿que harías? Por un lado, no contratar, y si hay que contratar, contratarias al mejor. Al que más estudios tenga, que sepa ingles, el que más carreras, con más experiencia, etc… Ya que vas a pagar caro algo, quieres lo mejor.
  • Precisamente estas medidas que van a proteger a los más desfavorecidos, consiguen lo contrario. Aquellos que tienen menos estudios, jóvenes que entran en el mercado laboral, mujeres que trabajan menos horas porque tienen que compaginarlos con su familia, inmigrantes, etc…
  • Una elevada tasa de paro. Es decir, abundancia de trabajadores. A ese precio tan caro, todo el mundo quiere trabajar. Y por otro lado, a ese precio tan caro, no todo los empresarios están dispuestos a contratar.
  • Surge también el mercado negro. Como los empresarios necesitan trabajadores, y éstos trabajar, se llegan a acuerdos en B, por un precio inferior a lo que dicta la ley. La gente se busca la vida al margen de lo que diga el gobierno. Lógico. La realidad es la que es, y no se puede controlar desde un despacho.
  • La gente se echa a la calle porque necesita ayuda, lógico tambien. No tienen trabajo, el sistema no absorbe a tantos trabajadores. El gobierno tiene la solución. Dar ayudas a todos los que no tengan trabajo. Más gasto para las arcas del Estado. Con lo cual, más impuestos y más deuda.

Y así sucesivamente, se va propagando por la economía todos estos incentivos perniciosos, qué podían evitarse dejando a las personas que decidan libremente.

Espero que te haya quedado claro qué es la economía y la función de los precios, uno de los pilares fundamentales. En el siguiente post sobre economía, seguiré con el tema de los precios, para explicar porque se produce abundancia y escasez de productos.

Ahora me gustaría conocer tu opinión acerca de este tema.

Espero tus comentarios.

Un saludo.

Foto de Alexander Baxevanis

Sí te ha gustado, compárteloShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

8 comentarios en “Qué es la economía y cómo funcionan los precios”

  1. Hola Alejandro,

    No por nada aquel Sueco que explico la economía argentina le mereció un Novel 🙂

    En una economía de mercado ordenada como es la Europea esto tiene sentido, pero en sudamerica y diría que en gran parte del mundo, osea en su mayoría, los precios son mucho mas irracionales. Nosotros aquí en Argentina pagamos los productos electronicos el doble que en Europa con la mitad del salario. El precio no esta dictaminado por la demanda, sino por el estado, que a su vez este incentiva con fondos publicos la compra de estos, pagandose así mismo sus propios impuestos.

    El factor escacez tiñe los precios y sin que haya demanda, estos pueden ser altísimos. Por ejemplo, aquí no hay demanda de aceite de oliva. Argentina es gran exportadora del mismo, entonces como se entiende? El precio del aceite de oliva lo dictamina el cliente internacional. Si EEUU esta dispuesto a pagar 10 dolares el litro, un campesino argentino no quiere vender a 1 dolar para los argentinos, entonces lo vende a 10 como si fueramos EEUU, sino destinaria toda su produccion al exterior.

    Estando dentro de la economía argentina todo esto parece un sin sentido, pero luego se saben estas cosas y se le encuentra quizas un poco.

    Y si agregamos el mercado en B… tenemos una economía extraterrestre totalmente indescifrable. Un misterio para incluso los argentinos.

    • Solo hay dos tipos de precios. Los de libre mercado o los intervenidos.

      El problema de Argentina es que tiene todos los precios intervenidos, por aranceles, subvenciones, etc..

      En el momento que se liberalicen y no haya precios mínimos ni máximos impuestos por el gobierno de turno, el mercado se autorregula solo.

      Los recursos, gracias los precios, irán allí dónde son más demandados.

      El mercado negro es la consecuencia de intervenir los precios. Las personas se buscan la vida al margen de lo que dicta el gobernante.

  2. Con todo respeto, sin ser ni siquiera Contador, tus explicaciones me resultan de un simplismo basico y encerradas en la filosofia capitalista liberal. Si una entidad, sea un individuo , empresa, corporacion, Estado o asociacion de Estadogs tiene el suficiente poder economico, politico o militar hace lo que quiera con esas «leyes economicas INAMOVIBLES» que tanto defiendes. Me parecio muy gracioso que dices que «la gente elije libremente en que gasta su dinero». Es como el cuentito (que va en la misma linea filosofica) de que la gente elije libremente a sus gobernantes en el sistema politico que llamamos Democracia.
    A diferencia de las leyes naturales, las economicas son tan cambiables como cualquier otra actividad humana. Que la filosofia reinante (dicho esto en el sentido absolutista) sea la de la economia de mercado, capitalista, bancarizada y «democratica» y que se haga creer a la gente que es la unica forma que tenemos para gastar los mas o menos 80 años que vamos a vivir, no quiere decir que sea la única.
    En resumen, tus explicaciones me parecen no solo encerradas en una limitada forma de ver las relaciones humanas sino que simplifican engañosamente su propio funcionamiento.

    • Muy buenas Luis,

      antes que nada gracias por el tiempo que te has tomado en comentar. Referente a las leyes económicas a las que me refiero, son las que están insertas en el propio comportamiento del ser humano. Lo que le motiva a actuar.

      Como por ejemplo, que independientemente del sistema económico que haya, el ser humano siempre buscará su propio beneficio. O que todo el mundo tiene objetivos y busca medios para lograrlos.

      Estas son leyes inamovibles. Da igual el gobernante que haya y poder que haya. Está en la naturaleza del ser humano.

      Respecto al simplismo de mi explicación. Siento que no te guste. Es mi manera. Tal vez podría hacerlo más complejo para hacerme el interesante, pero no es mi estilo.

      Explico la economía tal y cómo entiendo, y se demuestra, que funciona la sociedad.

      Creo que el sistema capitalista y el liberalismo, son el mejor sistema económico y político que conocemos (no es perfecto, por supuesto) para la vida de los seres humanos

      Respecto al tema del dinero ¿tú no elijes libremente donde lo gastas? ¿Quien te obliga a comprar una cosa u otra?

  3. muy bueno y muchas gracias, defiendo «el simplismo» de tu explicación, lo más genial de la economia es que se puede entender de manera simple, pero los queridos gobernantes y «expertos» siempre la complicaron para que «nadie» la entienda, en esta epoca de informacion el que quiere quedarse sin explicaciones o en la oscuridad.. puede hacerlo pero agradezco a personas como tú se dan el tiempo de explicar las cosas de manera «simple».. muchas gracias
    marco antonio desde BOLIVIA

    • Muchas gracias Marco por tus palabras. Me alegro que te haya sido de ayuda.

      Los políticos, gobernantes y medios de comunicación siguen difundiendo noticias como sí internet no existiera. Las mentiras cada vez tienen las patas más cortas.

      Tarde o temprano, quien quiere aprender, aprende y se puede acercar a la verdad.

      un saludo desde España

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies